ADOBOS

ADOBOS 


Palabra muy utilizada en España, sobre todo en determinadas zonas; en nuestras tiendas vemos productos que ya podemos comprar adobados, preparados para su consumo, de un color habitualmente rojo, y que relacionamos con un buen sabor.

Sabemos que se pueden adobar muchos alimentos como  pollo, pescado, carne; y algunos de ellos nos recuerdan a nuestras vacaciones, esperamos volver a consumirlos e incluso nos acordamos del lugar donde más nos gustó,  como el Lomo “Doblao” (este sin pimentón) o el Bienmesabe, cazón en adobo de los que siempre pediremos al menos una tapa, pero

Sabemos en realidad ¿Qué es el adobo?

El diccionario de la Real Academia Española define el adobo como: caldo (salsa) especialmente compuesto de vinagre, sal, orégano, ajos y pimentón, que sirve para sazonar y conservar las carnes y otras cosas.
Adobar significa arreglar, acondicionar, aderezar, y, además, es una técnica de cocina que se parece mucho a estas definiciones.

El origen del adobo es español, trasladándose después a muchos otros países y cocinas internacionales. 

¿Para que sirve el adobo?

En lugares donde no hace frío, es más complicada a conservación de las materias primas y hay que buscar otras formas de prolongar la vida de los alimentos para alargar su consumo en buenas condiciones.
En estos casos el adobo es una  técnica de conservación básica y que dependiendo de los ingredientes que encontremos en los diferentes entornos así obtendremos unos adobos característicos de cada lugar. 

¿Porque adobar actualmente? 

Actualmente el adobo no se utiliza ya tanto para conservar, puesto que los métodos de conservación han evolucionado mucho y están prácticamente generalizados,  sino para dar un sabor muy  particular a nuestros platos.
Conseguiremos intensificar sabores, sacar los mejor de las materias primas que utilizamos y de las especias que encontremos a nuestra disposición, y generalmente las mejores serán las autóctonas.

La realidad es que en el adobo:

El aceite de oliva (virgen extra) es el  protagonista que no debe faltar.  Es el que consigue amalgamar todos los ingredientes que le hayamos querido añadir, permitiendo que se adhieran a la pieza para que esta integre todos los aromas.
El pimentón también es uno de los ingredientes más habituales, además de aportar sabor, actúa como antibacteriano que es, y  penetra perfectamente.
La sal, no debe faltar, pues es conservante, pero siempre en su justa medida.

Podemos dejar la carne o el pescado hasta 48 horas dentro del adobo que hayamos preparado. Potenciará todos los sabores, ablanda el producto y lo conserva. después tenemos que cocinarlo, , frito, asado o a la parrilla (¡¡BBQ!!)

Y, por último, algo que siempre me preguntáis:

¿Es el adobo parecido al escabeche? 

No, aunque como conservante no tiene nada que envidiarle.

El adobo se aplica en crudo, y se deja la pieza envuelta en él hasta que se seca, o  la cocinamos y se consume, que es como lo hacemos la mayoría en nuestras casas. 
En el escabechado se cocina la carne o el pescado con los líquidos y las hierbas que hemos elegido, y que luego conservaremos en ese mismo escabeche y consumiremos templado o frio.
Las diferencias entre macerar, marinar, los distintos tipos de escabeches, la dejaremos para más adelante.

Ahora si ha llegado tu momento. Puedes preparar tus adobos fácilmente, sin conservantes y naturales. No se tarda nada, y seguro que te gustan mucho mas.

Aquí te dejo varias opciones e ideas para adobar, excelentes para que toda la familia participe de la cocina y decida qué y cómo quiere comerlo. 
Disfruta  de tu barbacoa, parrilla, asado….. o como vayas a hacerlo (siempre cocinado). Las cantidades, van al gusto (y las aceitunas son para el picoteo):

Carnes: aceite de oliva  Virgen Extra y sal con:
Pimentón de La Vera (solo con esto ya ganas)
Orégano y pimentón 
Tomillo, pimentón, dientes de ajo enteros ***
Romero e hinojo frescos
Naranja  (ralladura también) y tomillo (este para aves…)
Tomate seco picado y ñoras
Chalota y cebollitas francesas
Para pescados, aceite de oliva  Virgen Extra y sal con:
Limón en rodajas extrafinas y hojas de menta picadas ***
Pimentón y ajitos fileteados
Perejil y lima – super fresco para veranito
Eneldo y semillas de hinojo
Raíz de cúrcuma (no mucha, en trocitos o fileteada o seca)y pimienta
Bulbo de hinojo, (que utilizaremos luego como fondo de asado)

Todo según te guste. Ya me contaras como os fue en la cocina.
Nos vemos pronto.

1 comentario:

  1. Interesante!!!!! Nunca he hecho adobos, a partir de ahora, los haré, gracias 👍

    ResponderEliminar

@irukas_cooking

Mira nuestro Instagram

...