JUDIAS VERDES A LA BRASA CON CURCUMA Y CITRICOS



Descargar el artículo

Hola!!  Me apasiona esta receta. En esta ocasión quisiera mostraros un ingrediente tan sencillo como las judías verdes redondas o vainas. Conscientes de que a “muchos” no les gustaban, esperamos que con esta receta podáis sorprenderlos, y modificarla aun mas si queréis, según veáis el resultado. Todo es cuestión de imaginación.

Es ideal para hacerla con los más  pequeños, un día que tengamos tiempo para ir a comprar con ellos todos los ingredientes y disfrutar de los aromas y sensaciones que produce cada uno cuando se van añadiendo al guiso.

INGREDIENTES:
50g. DE ACEITE de oliva virgen extra, DE CURCUMA
1 PAQUETE DE JUDIAS VERDES REDONDAS - 250g. aproximadamente; muy frescas.
SAL en escamas
TOMILLO fresco
1 NARANJA (o limón, como prefiráis, pero este último tiene demasiado sabor por si solo)
SEMILLAS DE SESAMO CRUDO ecológico

***********
Lavar las judías y cortar los rabitos, después trocear al gusto, más o menos en 4 o 5 partes, según el tamaño de las judías. 

Aceite de cúrcuma: si compráis cúrcuma fresca, se calientan  unos 100g. o mas de aceite de oliva (virgen extra y español) en un cazo y cuando comiencen a salir burbujitas pequeñas se le añaden dos rodajitas de cúrcuma fresca, y dejamos que se infusiones lentamente en el aceite durante 10 minutos, sin que se queme la cúrcuma y evitando que el aceite de oliva coja mas temperatura. Tambien se puede hacer con cúrcuma secada previamente. 

Se pone al fuego una sartén plana, plancha o brasa con los surcos marcados, yo prefiero esta última. Esperamos a que se caliente un poco, añadimos el aceite de cúrcuma y posteriormente las judías troceadas. Dejamos que estas se hagan durante una hora o más, hasta que estén tiernas pero crujientes (Si es necesario, durante la cocción podemos añadir algo más del aceite de cúrcuma si lo requiere).

La naranja podemos introducirla unos 15 segundos en el microondas para que nos de mas jugo. Una vez exprimida, añadimos el zumo a la cocción y esperamos que se unifique con el guiso y las judias vuelvan a estar crujientitas.

En este punto, incluimos unas dos o tres ramitas de tomillo fresco. No las deshagáis mucho si no queréis coméroslas!! Y en un par de minutos, las judías ya están listas!

Tened preparada una fuente para servirlas rápidamente. En ese momento, cuando están muy calientes, añadís la sal en escamas y las semillas de sésamo en la cantidad que queráis. Es en contacto con el calor cuando  sueltan su  mejor aroma; veréis que el olor del  conjunto es sorprendente y original.
Y a comer!! Os gustaran seguro. Es un plato tan saludable…Que lo disfruteis .

3 comentarios:

@irukas_cooking

Mira nuestro Instagram

...